UBICACION:


El distrito de Niepos se encuentra en la provincia de San Miguel de Pallaques, departamento de Cajamarca, en la vertiente occidental de los Andes, entre los 400 y 3 600 msnm. La capital de distrito es la ciudad de Niepos, situada a 2,446 msnm. y entre los 6° 55’ 2” de latitud Sur y los 79° 7’ 39” de longitud Oeste. Es un bello pueblo asentado al oeste del cerro Lánches y sobre el lomo de una ondulación.. La mayor parte de la población se dedica a las actividades ganaderas.

 

Ubicado en la cabecera del valle Zaña; antiguamente llamado como “Camino Excelso”, por aquí pasó don Francisco Pizarro camino a Cajamarca. Su fama trajo al naturalista Antonio Raimondi en 1868, quien en sus estudios manifiesta que se halla sobre la azotea desde la que se puede divisar la puesta del sol en el mar. Agrega pleno de entusiasmo que “si no hubiera nacido en Italia le habría gustado que Niepos fuera su tierra natal”. Un pueblo que tiene en su frente la última selva tropical cubierta de niebla.

 

En la actualidad el distrito de Niepos cuenta con los siguientes poblados menores: Lánchez, Miravalles y El Naranjo. Sus caseríos son: Villa Bebedero, Callualoma, El Padrío, Vista Alegre, La Toma, Blanca Florida, El Palmo, La Pampa, La Tienda, El Alto, Tunazán, Tucaquis y Membrillar.

 

Limita al sur con los  distritos de San Gregorio y Unión Agua Blanca, al norte con los distritos de La Florida y Oyotún, al este con el distrito de Calquis y al oeste con los distritos de Nanchoc y Bolívar.

 

 

GEOGRAFÍA FÍSICA:

RELIEVE Y REGIONES NATURALES: El territorio distrital, íntegramente ubicado en la cuenca del Zaña, es fuertemente accidentado y heterogéneo, combinando grandes pendientes y cerros de taludes casi verticales con laderas suaves, lomas onduladas y mesetas, como la que sirve de base al centro poblado de Niepos; todo ello surcado por varios cursos de agua.

Las regiones naturales de Niepos son la Yunga Marítima, en la parte occidental y central del distrito, con los caseríos Tunazán, San Isidro, La Rayán y otros; y la Quechua, que comprende el resto del territorio incluyendo la capital.

 

CLIMA

 

El clima de Niepos es característico del clima serrano va de subtropical a frío, con aire muy seco, tiene dos fases estacionales: una lluviosa entre diciembre y marzo, y una seca de abril a noviembre.

 

GASTRONOMIA:

 

La oferta gastronómica de Niepos es variada y en algunos casos, propias del distrito asi tenemos:

 

Entradas: Tamales, humitas, cachangas, las rellenas, etc.

 

Sopas: Caldo verde, caldo chuya, sopa de chochoca, sopa de pepián, caldo de guineos, caldo de mote con menudencia de oveja o res, caldo de yuca con col y res, etc.

 

Segundos: La shurumba, el trigo verde, la sacta, el cuy con papas, estofado de gallina, chicharrón de chancho, etc

 

Postres: Mazamorra de chiuche y/o calabaza, quesillo con miel, tizanas de hierbas aromáticas propias del lugar y café.

 

Productos lácteos: Leche fresca, quesillo, queso fresco y queso mantecoso.

 

Frutas silvestres: Lánchez, arrayanes, cinres, moras, huavos, aguaymanto, poro-poro, llacones, manzanas, naranjas, la existencia de ellas depende de la estación

 

Productos de panadería: Alfajores rellenos de chiuche o manjarblanco, chumbeques, champas, empanadas saladas, empanadas dulces, semitas (similar al pan integral), pan y bizcocho (pan dulce).

 

La variedad de estos últimos productos esta disponible durante los días de mercado: domingos y jueves.

RECURSOS NATURALES:

 

Aunque ya no existe los bosques alto andinos que encontró Raimondi en 1868, el distrito de Niepos tiene aún algunos recursos forestales residuales con especies como cedro, nogal, saucesillo, roble, quinaquina, chachacoma, etc.

AGRICULTURA, GANADERÍA E INDUSTRIA:

 

 En lo que fue el curato y luego distrito de Niepos se, concentraron algunas de las mayores haciendas de la provincia: Lives, Mirador, Nanchoc, Tingues, Polvareda, Macuaco y Espinal, las que fueron quedando fuera del territorio distrital con las desmembraciones sucesivas. Para 1940, se registró una hacienda pequeña (Santa Rosa), 10 fundos y varias “estancias”. En 1990, está reconocida la Comunidad de Niepos, con 275 comuneros y 3,000 Has. de tierra.

 

A inicios de los años 1970, como lo muestra el censo de 1972, la mayoría de las explotaciones de Niepos asociaban ganadería y agricultura : de las 1 096 unidades agropecuarias censadas, 910 cultivaban tierras y 746 tenían vacunos. Veinte años después, en 1994, las dos actividades siguen existiendo, pero el número de explotaciones que practican la agricultura disminuyó relativamente al total : sólo 832 de las 1 041 unidades agropecuarias, censadas en 1994, cuentan con superficie agrícola. 825 explotaciones tienen ganado vacuno. Algunos agricultores de Niepos han dejado totalmente de cultivar y las superficies cultivadas se redujeron aun más.


Entre los cultivos que disminuyeron, es notorio el caso del maíz amiláceo : en 1972, 513 explotaciones cultivaban 516 hectáreas. En 1994, 134 explotaciones, de las 1 041 censadas, cultivaban maíz amiláceo, sobre una superficie de 91 hectáreas. El trigo también disminuyó. Es probable que la superficie dedicada a los cultivos haya seguido disminuyendo en el curso de los años 1995 a 2006. La disminución concierne hoy día también la papa, todavía muy presente en 1994, cuando aun 343 explotaciones la cultivaban. Los productores que siguen cultivando papa, maíz, alverjas (guisantes) o trigo lo hacen a menudo para su propio consumo y el de su familia. Pocos productores siguen cultivando estos productos explícitamente para el mercado, más en los caseríos de las alturas (alrededor de 3 000 msnm) que en el mismo Niepos.

 

Los agricultores entrevistados en Niepos subrayan que los rendimientos han bajado y que hay que emplear más insumos para lograr una producción menor. Las personas entrevistadas coinciden en señalar una disminución de los rendimientos “naturales” de la tierra, aunque las cifras avanzadas varían : del orden de 10 a 1 según algunos, 2 a 1 según otros.Atribuyen esa disminución a un cambio en la calidad de la tierra : “parece que la tierra se hace adicta a los pesticidas” “ahora hay que poner fertilizantes, abonos”. Los cambios en la cobertura vegetal y la erosión generada, el uso probablemente excesivo de los químicos, y finalmente, los cambios en los sistemas de rotación de los cultivos, pueden haber conducido a dicha situación. Algunas centenas de metros más arriba, un agricultor de un caserío afirma que de un saco de papa sigue sacando 40, 50 o 60 sacos, una producción muy superior a la que mencionan los productores entrevistados en el pueblo.


Otra razón agronómica que dan algunos de los agricultores es la invasión de sus parcelas por el Pikuyo (Pennisetum clandestinum), una gramínea muy presente en los Andes peruanos, de introducción probablemente tardía: en Niepos, uno de los entrevistados estima que fue introducido en los años 1950 ; el Pikuyo “ha invadido todo”.En Niepos, a inicios de los años 2000, una de las personas entrevistadas señala que 5 kilos de papa se venden a solo un sol (es decir menos de la tercera parte de un dólar), otra, que incluso se si implementase un sistema de riego y mejorase la productividad, igual la leche seguiría siendo más rentable. Esta situación es la misma en todo el país.


La ganadería lechera presenta frente a la agricultura una segunda ventaja, aparte de su rentabilidad, subrayada por los productores entrevistados en Niepos : la venta de la leche (o de uno de sus subproductos) permite disponer de un ingreso diario y relativamente seguro, debido a las condiciones del mercado. En cambio la agricultura procura un ingreso solamente al momento de la cosecha, a menos que el producto se pueda conservar fácilmente sin merma, y los precios de venta son más inciertos. Niepos, en comparación con las localidades vecinas, dispone de ventajas para especializarse en la ganadería.

 

 

Amazing Slider
publi
publi
publi
publi